Bienestar en 3-2-1:

Sobre amabilidad, el sentido de las vacaciones y el espíritu navideño.

Tu dosis mensual de conocimiento e inspiración, aplicable a tu día a día, para potenciar tu bienestar emocional.

En este nuevo formato voy a compartir 3 curiosidades (o ideas de otros) sobre la psicología, 2 ideas mías y una pregunta para ti.

Al más puro estilo de James Clear (pincha aquí para saber más).

¡Empezamos!

Ideas de otros 

1. Ser amable es bueno para tu salud.

Aunque parezca paradójico, al ser amable, uno de los primeros beneficiados eres tú.

Cada vez hay más investigaciones que sugieren que ser amable con los demás está asociado con una mejor y más fuerte salud mental y física, relaciones, satisfacción de vida, comunidades e incluso economías.

Según Tara Cousineau, psicóloga e investigadora, en el mundo de hoy, necesitamos cultivar la bondad más que nunca, no solo por el bien de nuestra sociedad, sino por nuestro propio bienestar. Señala que estamos conectados por la bondad, que es parte de nuestra herencia biológica, diseñada para ayudarnos a fomentar las relaciones, trabajar juntos y sobrevivir en grupos. Cuando somos amables con los demás, se liberan neurotransmisores en nuestro cerebro que aumentan la confianza y nos dan una sensación de calidez.

Fuente: Greater Good Science

2.  El sentido de las vacaciones.

«Las vacaciones no deberían ser un momento para recargarse. Deberían ser un momento para celebrar.

Si el trabajo está agotando a la gente hasta el punto de que están usando su tiempo libre para recuperarse, es posible que formen parte de una cultura de agotamiento«.

Fuente: Adam Grant

3.  

Si no tienes libertad interior, ¿qué otra libertad esperas poder tener?

Fuente: Arturo Graf.

Ideas mías

1.

Aunque, en general, tenemos un concepto compartido de Navidad=vacaciones, familia, luces y regalos, la situación de cada uno es diferente.

Cada uno las vive desde su contexto.

Por eso, me parece muy necesario reflexionar sobre estas fechas y el significado que tienen para cada uno de nosotros.

¿Qué es entonces el espíritu navideño? La respuesta está dentro de cada uno.

2.

Como si de una exploración anatómica se tratase, voy a compartir lo que para mí significa tener espíritu navideño:

    • GRATITUD: unos días para poner aún más el foco en lo que tenemos, en los regalos de la vida.
    • CONEXIÓN con los demás: con la familia, con los amigos de siempre, con las nuevas amistades. Un tiempo para conectar con las personas que forman parte de mi mundo.
    • GENEROSIDAD: regalar tiempo, atención, momentos y objetos con valor para la persona.
    • ESPERANZA: prosperidad, deseos y proyecciones positivas acerca de lo que viene (incluidas en mi carta a los Reyes Magos).
    • DISFRUTE: días de culto a la diversión y la desconexión de la rutina.
    • RECUERDOS: de los momentos vividos, de los que no están pero estarán siempre, de las anécdotas que nunca pasarán de moda.
    • ILUSIÓN: siempre presente. Y mucha. Al contrario de la creencia popular, la ilusión no la he perdido con los años; se ha ido transformando, cambiando de color y de significado (y cada versión actualizada me gusta más que la anterior).

Una pregunta para ti

Si hicieses una “radiografía” a tu espíritu navideño, ¿ qué encontrarías?

 

Espero que te haya gustado y te parezca de utilidad.

Me encantará saber tu opinión (espero leerte en comentarios).

¡Hasta el próximo 3-2-1!

 

Laura.

Publicado por : Laura LLamas Estrada

Leave A Comment